La propuesta de AMLO en seguridad: ¿Amnistía, perdón, olvido, negociación?

Algo pasó en el primer círculo de Andrés Manuel López Obrador para tomar la decisión de presentar a Alfonso Durazo Montaño como secretario de Seguridad Pública, en caso de que el tabasqueño llegara a la Presidencia de la República. ¿Cuál es la prisa?

La campaña presidencial de la alianza Juntos Haremos Historia (donde participan MORENA-Partido Alianza Social y Partido del Trabajo) ha realizado pronunciamientos que han encendido los focos rojos en algunos sectores de la sociedad y, no por unir a los grupos de extrema izquierda con extrema derecha para apoyar a López Obrador, sino por la política que presenta en materia de seguridad.

Primero propuso amnistía para los delincuentes en un país de por sí lastimado por la delincuencia. Ese discurso del perdón que ha alcanzado a los políticos que -al cambiar de bando- se redimen con la sociedad a decir del ex jefe de gobierno de la capital.

Ahora, la propuesta de Durazo Montaño representa una severa duda para la seguridad interior: el ex vocero y ex secretario particular de Vicente Fox Quesada fue investigado por vender información sensible del Jefe del Ejecutivo de la Nación a grupos delincuenciales.

Quizá el capítulo más conocido de Durazo Montaño en su ruptura con el poder oficial, fue su renuncia, la misma que hizo acompañar de un documento extenso que desprendió el mote que ya de por sí divulgaba entre sus colaboradores: quien toma las decisiones en Los Pinos es La Pareja Presidencial.

Pero no, lo más delicado que acompaña a la historia de Durazo Montaño es la investigación que pesa en su historial por su vínculo con Nahúm Acosta Lugo, su colaborador número uno en Giras Presidenciales, por sus tratos con Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

Las investigaciones de la entonces Subprocuraduría Siedo y CISEN detectaron que Acosta Lugo, encargado de la agenda presidencial, tuvo una entrega en su cuenta por 100 mil dólares, misma que se reveló habría llegado del cartel comandado por El Chapo. Ahí se investigó a Durazo Montaño quien habría sido rescatado por los amarres “de los viejos tiempos” en las altas esferas de la política mexicana.

Ahora López Obrador lo quiere en la Secretaría de Seguridad Pública.

Es una propuesta que  ven con temeridad en algunos círculos y que no acaba de cuajar en la razón de quien analiza el panorama de inseguridad que se vive y donde, aparentemente, la amnistía que ha planteado, no alcanza aún de tener un destinatario definido o, ¿A quién se habrá de dar el perdón de parte del Estado Mexicano según la visión de López Obrador?.

Este 4 de enero se presentó a Alfonso Durazo Montaño, sin experiencia en temas de seguridad, como el futuro secretario en caso de que el morenista logre la presidencia de la República.

Es muy temprano para hablar de esa secretaría clave en el Gobierno de la República y por eso la duda: ¿Cuál es la prisa?

Aquí la presentación de Durazo Montaño en nota de Milenio Diario

http://www.milenio.com/elecciones-mexico-2018/andres-manuel-lopez-obrador-plan-seguridad-gabinete-secretario-de_-seguridad-morena_0_1097290305.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *